¿Se puede leer en el cerebro de otro el pensamiento que éste no había expresado?




Almanaque Bailly-Bailliere. 1932